La edad media sin lugar a dudas era una época en donde el pensamiento mágico era el que orientaba cada una de las pasiones humanas, desproveyendo a cada ser de algún criterio lógico y dando lugar a fantasías como el súcubo.

Este último, es un ser ficticio. Era la explicación que muchas personas le daban a los fenómenos que tenían que ver con el sueño y la infidelidad.

El súcubo se crea a partir de los criterios morales subyacentes a la época, como ya se sabe, las personas de ese tiempo condenaban severamente el coito premarital diciendo que este era producto de los demonios.

Como resultado, el súcubo era aquel ser que invadía la mente de los hombres nobles y leales, llenándola así de fantasías eróticas que en ese tiempo eran mal vistas.

Se afirma entonces que el súcubo, para la edad media occidental, era un ser que explicaba incluso hasta la parálisis de sueño, la cual, lamentablemente ocurre debido a que “el demonio se posiciona encima de aquel que duerme”.

Lamentablemente, existen personas que siguen creyendo estas historias tan místicas y supersticiosas, demostrando así el impacto de la edad media.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *