Si bien es cierto que tener un piso de alfombra es un detalle que le da un toque único a tu hogar, esto puede llegar a ser algo perjudicial para tu salud y tus seres queridos. Y si, aunque no lo creas, las alfombras son malas para la salud.

A pesar de lo cómodo y moderno que es el tener una alfombra, si no se tomas las medidas adecuadas para su correcto higiene y mantenimiento, puede causarnos daños severos a la larga. La limpieza de una alfombra es más compleja de lo que parece, de no hacerse de forma idónea la suciedad acumulada puede afectar nuestra salud de diferentes maneras. Como por ejemplo:

1. Es un imán para la suciedad

Las alfombras atrapan suciedad de una manera increíble, también una diversidad de bacterias, hongos y polen, algo terrible para los que sufren de alergia.

2. Atraen plagas

Una alfombra es el lugar ideal para plagas como pulgas y ácaros. Estos insectos hacen nido y se reproducen de una forma rápida, el tejido de las alfombras contribuye a esto.

3. Contaminan el aire

Además de atrapar el polvo y el humo, también absorben olores. De tener suciedad, convierten el aire de la habitación en aire tóxico provocando problemas respiratorios.

4. La suciedad también afecta a las mascotas

Las mascotas del hogar también son propensas a tener problemas de salud. Las bacterias y las plagas que se hayan acumulado en la alfombra afectaran a los animales domésticos que tengamos.

La limpieza evita los problemas de salud

Es necesario una buena limpieza de la alfombra de nuestro hogar, esto debe formar parte de la rutina diaria de limpieza. Pasar la aspiradora ayudará, pero eso solo no basta cuando se trata de limpiar a fondo la suciedad.

Lo mejor es una limpieza profunda, y de ser necesario acudir a un profesional, todo con el fin de proteger a nuestra familia y evitar problemas de salud.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *