De seguro en algún momento te hayas preguntado qué es el enoturismo. Un término que ha tomado peso durante la temporada de otoño, pero muchos aún no saben que significa, a otros aun no les queda claro de que trata. Y si te gusta viajar, es posible aprender de vinos en Córdoba, una bella región a visitar en esta época del año.

El hecho es que el enoturismo es todavía un fenómeno incipiente y no existe un consenso claro en el mundo del vino sobre qué definición debería utilizarse realmente. La cuestión se complica por el hecho de que el enoturismo tiene sus propios nombres y definiciones según el país en el que te encuentres.

Además, hay otros términos que suelen aparecer en relación con el enoturismo, pero que son ligeramente diferentes.

Se puede considerar el enoturismo un estilo de turismo cuyo propósito es la degustación, consumo o compra de vino.

Sin duda, esto es cierto en parte, esto se aplica especialmente a las regiones que aún se encuentran en las primeras etapas del desarrollo de la industria del enoturismo.

El enfoque convencional del enoturismo ha sido que las ventas a puerta de la bodega son la principal, si no la única, fuente de ingresos para la bodega, y las actividades de enoturismo son simplemente un método para impulsar las ventas junto con la visita. Esta es una forma natural de involucrar a los visitantes, exponerlos y aumentar la venta de la gama de vinos disponibles en las bodegas.

En nuestra página vemos el enoturismo como cualquier actividad que permite a los visitantes experimentar los procesos en las bodegas, viñedos y la región vinícola circundante.

Visitar las bodegas y la región son una experiencia única y hermosa, y no tiene por qué implicar necesariamente beber vino, aunque se puede. Las mejores actividades son las que crean historias memorables, y visitar un viñedo lo es.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *