Es común que en la historia y el arte surjan dudas, sobre todo porque están en constante cambio. Si bien es cierto que en la era actual ver clases online está de moda, no es lo mismo que las clases presenciales, y como mencionamos hay ciertas dudas que en persona son más fáciles de aclarar.

Por fortuna para muchos, las clases presenciales están de vuelta, así que el tomar Clases de historia del arte Madrid presenciales ya es posible.

Un alivio tanto para profesores como para los padres, a su vez para los jóvenes ya que en un aula de clases tendrán mejor concentración para aprender de la materia.

Aprende de la mejor manera

Es común escuchar a los alumnos dialogar entre ellos sobre lo difícil que es una clase de historia, más aún si es una clase online. A pesar de los avances de esta modalidad, siguen existiendo problemas para hacer llegar el mensaje claro, el primero el poder mantener la concentración y el segundo poder conversar a fondo sobre un tema que no quedo del todo claro.

Ante esta situación solo los alumnos que naturalmente poseen alguna inclinación hacia el tema o crecieron amándolo son los que se prestan más atención a la clase y cumplen con las asignaciones a diferencia de los demás que suelen ignorarla y dejar pasar esa duda que tienen.

Un estudio llevado a cabo a 2.000 alumnos, demostró que más de un 60% no se siente atraído por leer libros de historia para una clase o realizar una investigación por cuenta propia.

La principal razón de esto es que al no tener presión por parte de una figura para cumplir con la asignación o realizar la tarea el interés es poco, y en la mayoría de los casos, se pierde.

Entonces el problema no es la historia ni el arte, el problema está en cómo se da la clase y en la utilización de un procedimiento adecuado.

¿Cómo son las clases presenciales?

Principalmente, se deben respetar las normas de bioseguridad. Recordemos que a pesar de que el asunto de la pandemia se ha controlado, aun hay que tomar previsiones.

Las clases presenciales son una técnica que ha servido para transmitir entendimiento desde la existencia del hombre moderno y si hablamos de historia y arte, podemos ser más creativos y permitirnos ilustrar con estilo propio para dar a entender la lección.

Al ser presencial, se busca la forma de conseguir que los alumnos vean interés por el asunto, al tener contacto directo con ellos se busca motivarlos aún más por el tema.

Si el profesor emana gusto y amor por la materia, se creará un ambiente más llamativo para los alumnos y por consiguiente, se incrementará el porcentaje de interesados.

Se pueden tocar temas curiosos que abran la expectativa de los alumnos, posibilita que ellos opinen de forma más directa, recordemos que existen diferentes tipos de aprendizaje.

El poder despertar interés en la materia le da confianza al alumnado y al darle confianza a tus alumnos se sentirán más motivados y creativos.

Ahora ¿Estas interesado en Clases de historia del arte presenciales? Si es así, entra ya en nuestra página.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *