Este para muchos hombres es una realidad. La cual priva a muchas personas de un placer natural que todos bien pueden continuar disfrutando. Por tal motivo hoy en día existen muchas formas de continuar manteniendo una vida sexual por medio del uso de fármacos y/o terapias. Las cuales por supuesto debe ser indicado y explicado por su médico de confianza. Pero antes de comenzar a pesar en alguna solución, lo primero es determinar ¿Qué es lo que está ocasionando la disfunción eréctil? Y en este caso existen muchos posibles factores tales como:

  • Enfermedades tales como: Diabetes, hipertensión, enfermedades cardiovasculares, arterioesclerosis, neurológicas, vasculares de los cuerpos cavernosos del pene.
  • Operación de la próstata.
  • Infarto de miocardio y accidente cerebrovascular.
  • Alta concentración de lípidos en la sangre.
  • Trastornos psicológicos como la depresión
  • Insuficiencia renal o hepática.
  • Efectos secundarios de algunos medicamentos
  • Consumo de tabaco, alcohol  o drogas.

Una vez que hayas deteminado cual es la causa que ha ocasionado como consecuencia la disfunción eréctil. Tu médico de confianza se encargara de indicarte el tratamiento que necesitas para que retomes una vida sexual activa y saludable. Y uno de los tratamientos que han demostrado ser sumamente eficacez por lo que cada vez son más recomendados, es el uso de bomba de vacio. El cual es un dispositivo médico especialmente diseñado para aplicar una terapia en la zona pélvica con la intención de mejorar la disfunción eréctil. De tal forma que en muchas ocasiones solo es cuestión de aplicar este tipo de terapias físicas para poder retomar una vida sexual. Claro está que es imprenscindible el contar con una asesoría médica. Ya que precisamente la correcta aplicación de la misma al igual que la frecuencia es muy importante. Por supuesto es de igual importancia realizar este tipo de terapias de forma frecuente al igual que es importante no caer en los excesos de la misma.

¿Es necesario el uso de fármacos?

Lo ideal es evitar el us o de fármacos tanto como sea posible. Ya que en ocasiones podrían tener efectos secundarios que en estos casos podrías tener afecciones cardíacas. He aquí la importancia de siempre contar con al asesoría de un médico que determine si es necesario el uso o no de fármacos. Y en el caso de que si lo sea, indicara exactamente el que debes consumir, de tal forma que n oafecte tu organismo.

Sin embargo el uso de fármacos para muchos es la última alternativa. Ya que definitivamente no hay nada mejor que el contar con una terapia física. Es un proceso natural donde sencillamente se permite que el problema sea solucionado de una forma muy fluida. Sin caer en desesperación o solucionar de una forma muy rápida. La idea de contar con terapias físicas libres de fármacos es precisamente evitar la dependencia de los mismos. De tal forma que se ofrece una solución permanente. Donde el paciente sencillamente se ha de recuperar por completo y lo mejor de todo es que no debe andar con la preocupación de tener que depender de una medicina.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *