Cirugía Estética del Abdomen (Abdominoplastía)

La acumulación de tejido graso localizado en la zona del abdomen, producida, generalmente, por el sobrepeso, trastornos hormonales o embarazos se lo denomina como lipodistrofia. Con el paso del tiempo el adelgazamiento abdominal no corrige en su totalidad este problema, sí lo disminuye, pero no devuelve la armonía del contorno corporal que se tenía en un pasado. La piel cae en forma de pliegues por lo que muchas personas toman la decisión de tratar este malestar mediante una operación llamada abdominoplastia.

El aumento de volumen en el abdomen varía de acuerdo a la constitución genética, sexo, edad, sobrepeso de cada tipo de persona. Para realizar una abdominoplastia de abdomen voluminoso, las incisiones clásicas para esta operación son horizontales y verticales.
El médico cirujano tendrá en cuenta la apariencia estética del corte evitando realizarlo en zonas muy visibles que puedan ser notorias a la hora de utilizar un traje de baño o alguna vestimenta corta.
El asesoramiento con un cirujano plástico idóneo es el primer paso para una cirugía exitosa, por ello se recomienda tomarse el tiempo y realizar las consultas que sean necesarias para llegar a la operación de manera relajada y consiente de todo el procedimiento sin temores.

Al realizar una operación de abdominoplastia, el profesional de la salud le aconsejara una preparación previa en la cual se buscará estabilizar el cuerpo mediante una buena alimentación con una dieta liviana que no entorpezca la buena coagulación de la sangre, mantener un peso estable, abandonar malos vicios que puedan enlentecer el proceso de sanación, regular el consumo de medicamentos y realizar chequeos constantes, a fin de estar atentos a cualquier irregularidad que puedan entorpecer la abdominoplastia.
Existen diferentes tipos de abdominoplastia dependiendo de la parte del abdomen que se quiera tratar y el problema que se quiera corregir, por eso es muy importante realizar un diagnóstico previo. El médico cirujano valorará las ventajas y los inconvenientes de cada procedimiento y buscará el tipo de operación más acorde. Entre ellas encontraremos la conocida Liposucción que se realiza cuando existe un exceso de grasa abdominal pero el musculo y la piel están bien, luego otras operaciones más específicas como la Miniabdominoplastia con o sin desinserción umbilical, Abdominoplastia circunferencial o contornoplastia, Abdominoplastia con extensiones laterales, inversa o ascendente con cicatriz verticales o Flor de Lys son algunas de ella y siempre buscando un buen resultado estético.

Dependiendo de la magnitud de la operación el paciente podrá caminar el segundo día, reanudando su vida haciendo tareas livianas a las dos semanas, aproximadamente, siempre dependiendo esto de su evolución personal para ello es buena una previa y posterior mejora en la calidad de vida. Deberá usar una faja elástica de protección durante un tiempo. Como resultado el abdomen quedará más plano mejorando su contorno corporal. Es muy importante mantener el cuerpo bien hidratado, no realizar grandes fluctuaciones de peso y de manera progresiva ir tonificando la región con ejercicios acordes, bajo la supervisión de un educador físico que esté informado sobre la reciente Abdominoplastía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *