El ir al dentista, en general, siempre genera pensamientos negativos, o incluso para algunas personas puede ser causa de miedo. Sin embargo, con el paso de los años, el tabú de asistir al odontólogo ha ido desapareciendo poco a poco. Esto ayuda a que las personas adquieran mejores hábitos de higiene dental, y aunque aún falta mucho camino por recorrer, la mejoría en la población a nivel mundial, haciendo una comparación de hace veinte años hasta la actualidad es notoria. Sin embargo, en zonas rurales la población es más reticente, por razones culturales y económicas, de modo que se registra un mayor número de problemas bucodentales y de más gravedad que en las zonas urbanas.

Debido a las campañas de educación y prevención, la población en general está más concientizada acerca de la necesidad de revisiones periódicas. Sin embargo, a pesar que muchas personas afirman ir al odontólogo al menos dos veces al año, aún hay muchas personas que no visitan a un médico hasta sentir dolor. Cabe destacar que algunos problemas de salud bucodental son asintomáticos, por lo que a menos que se visite a un especialista, no es sencillo identificarlos.

A pesar de que las personas actualmente visitan más al dentista, lo cierto es que muchas de las recomendaciones que estos dan no son seguidas por la población. Esto es debido a dos grandes factores; el más determinante es sin duda el precio de mucho de los tratamientos a seguir. Sin embargo, alrededor del 28% de las personas no siguen los tratamientos recetados por considerarlos innecesarios. Sin embargo, cabe destacar que un aproximado del 80% de las personas que sí siguen las instrucciones del médico ha establecido que han notado una mejoría notoria en su calidad de vida.

Cabe resaltar que dentro del mundo de los tratamientos realizados por los dentistas a lo largo del mundo, es en los implantes en los que se ha hecho un mayor avance en los últimos veinte años, seguido a su vez por la ortodoncia.

Los implantes dentales Barcelona son en la gran mayoría de los casos la mejor opción para reemplazar dientes perdidos. En la antigüedad, los implantes dentales se colocaban mediante cirugía en un centro hospitalario, y se reservaban en su mayoría para personas que ya no poseían dentadura. En la actualidad, colocar un implante dental se puede realizar en una consulta cualquiera con un dentista.

Alrededor de un 60% de las personas que lo necesitan, están dispuestos a someterse al procedimiento de colocarse implantes, ya que estos son conscientes de que un implante es la mejor opción siempre y cuando no haya ninguna contraindicación como patologías cardiacas o enfermedades de base severas.

A pesar de ser un proceso más sencillo en la actualidad, igualmente se aplican protocolos para la colocación de implantes con el fin de disminuir considerablemente la posibilidad de padecer infecciones, daños o roturas de piezas.

Los implantes en la actualidad son realizados con titanio, ya que éste no genera rechazo por parte del organismo y tiene gran durabilidad, aunque se están realizando investigaciones para poder realizarlos de otros materiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *