Tanto las muletas ortopédicas como los bastones, son soportes cómodos y útiles para las personas, ya sea que tengan algún tipo de problema crónico o simplemente algo pasajero, son herramientas muy útiles para el andar. Es común utilizar  un bastón o unas muletas si hemos tenido alguna lesión o se necesite de un soporte que equilibre nuestro peso en las piernas.

Tener un soporte es un solo punto para ayudar a caminar, lo principal que se busca con esto es aliviar el dolor, la incomodidad, el desbalanceo y la dificultad que se pueda tener al andar. Es una herramienta sumamente liviana, que no ocupa espacio, además se puede utilizar en cualquier lugar y por cualquier persona.

Las muletas para mayores son soportes diseñados especialmente para personas de edad, ayudan a mejorar su movilidad.  Ayudan luego de una operación o procedimiento las piernas, de hecho, en cualquier situación en la que sea conveniente un apoyo adicional que ayude al balance y al caminar.

El uso de muletas o bastones ayuda a mantener el peso del cuerpo equilibrado, una forma de recuperarse mientras se está débil, dando soporte para realizar actividades diarias de forma segura y cómoda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *