Las causas que hacen que la incontinencia urinaria masculina se produzca son varias, por lo que al momento de presentarse esta situación se debe acudir a un médico especialista, ya que, esta afectación es consecuencia de algún factor que hace que se refleje en la pérdida involuntaria de líquido y puede traer consecuencias relevantes para la salud en general de quien la presente, por lo que es importante señalar que así solo sean unas gotas, se debe hacer un examen para determinar el origen de la afectación.

Una solución para controlar este problema, en los pacientes que están en un proceso de recuperación posoperatorio o en quienes ya tienen un diagnóstico, es el uso de las pinzas urinarias, también llamadas pinzas peneanas, ellas funcionan a manera de abrazadera para impedir la pérdida de líquido, su fabricación es con materiales medico quirúrgicos, lo que hace que su resistencia, comodidad y tamaño estén evaluados bajo una óptima calidad, funcionalidad y durabilidad, a su vez, poseen una almohadilla que evita cualquier tipo de incomodidad en el área y permite un uso prolongado; es recomendable, revisar y reajustar cada dos horas para evitar posibles molestias, aunque, se ha determinado que su uso puede ser de 24 horas sin problema.

Las pinzas urinarias son una solución externa, que elimina la incómoda sensación de humedad o del uso de materiales absorbentes que promueven las irritaciones o reacciones de la piel por contacto, pues por ser un dispositivo externo, de tamaño reducido y de poco peso, hace posible que su uso no afecte la sensibilidad por impedir el roce. La pinza tiene varios ajustes, con los que se puede regular el tamaño en tres tallas; es imprescindible resaltar, que no debe haber sensación de presión o incomodidad durante su uso, pues la irrigación de la sangre no puede verse afectada, su objetivo es aplicar una suave presión que evite la salida de la orina.

El uso de las pinzas urinarias es una solución momentánea, por eso se aclara que es un dispositivo externo, su uso no va a mejorar la afectación que la persona presente, es decir, no es un dispositivo para tratamiento, su función es contener la orina dentro de la vejiga por medio de la compresión de la uretra, con un ajuste que se puede personalizar y que ofrece la higiene que se busca al suplantar cualquier otro método absorbente, con este producto, no hay derramamientos así que no hay humedad y por lo tanto tampoco hay olor.

Las pinzas urinarias son una solución con múltiples beneficios, de los que se puede resaltar además de los ya mencionados:

  • Ahorro económico: Es un producto de fácil limpieza, se lava con agua tibia y jabón, por lo que su uso no produce desechos, así que, no hay que comprar complementos absorbentes.
  • Elimina el uso de protectores para adultos: Al haber una incontinencia se hace imprescindible el uso de pañales o cualquier tipo de apósito que evite el derramamiento de la orina, por lo que, con el uso de las pinzas urinarias no hay necesidad de utilizar compresas absorbentes, pues están diseñadas para que no se presenten derramamientos, con esto se disminuye la cantidad de desechos arrojados al medio ambiente y se contribuye a reducir el calentamiento global.

Esto demuestra que el uso de la pinza urinaria es seguro, recomendado y que no trae efectos secundarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *